MANIFESTACIÓN 1º DE MAYO 2019. "EN LA CALLE Y EN EL SINDICATO"

Convocamos a la clase trabajadora y luchadora a una nueva jornada de protesta y reivindicación de nuestros derechos en el día internacional de lxs trabajadorxs.

En estos momentos de incertidumbre política y social solo nos queda volver a tomar las calles para reclamar lo que es nuestro, porque ningún partido o sindicato institucional nos nos lo podrán dar.

La manifestación de este año partirá desde el Infantado a las 12:00 h. como todos los años con la novedad de que acabará en la Plaza del Jardinillo por imposición del subdelegado de Gobierno.

EN LA CALLE Y EN EL SINDICATO

Una vez más en las calles. Como cada 1º de Mayo, participamos en esta jornada de lucha por los derechos de la clase trabajadora y salimos a luchar y a seguir reivindicando mejoras en las condiciones de vida y trabajo de las asalariadas y asalariados. Porque la situación que hoy vivimos sigue distando mucho del confort y bienestar que se nos vende desde las diferentes instancias del poder político y económico.

Iniciamos el primer trimestre de 2019 con el mayor aumento del paro de los últimos 6 años, mientras que la calidad de la contratación sigue siendo cada vez peor: precariedad, temporalidad, fraudes de ley, falsos autónomos... todo ello revestido bajo los mantras neoliberales de la flexibilidad y el emprendimiento. Por otra parte, la pérdida del poder adquisitivo de la mayoría de la población ha aumentado hasta el 2,3%, al tiempo que las diferencias entre ricos y pobres se agudizan, hay más millonarios y hay también muchos más hogares sin ingresos ni recursos (617.000 en concreto, y más de 2 millones de niños en riesgo de pobreza, y creciendo), amén de un ascensor social que más que averiado parece trucado para el beneficio de unos pocos: si naces pobre, morirás pobre. Por si fuera poco, si los efectos de la crisis de 2008 aún no han sido contrarrestados, parece cada vez más claro que no tardará en venir unanueva recesión.

De forma paralela, venimos asistiendo en los últimos años al crecimiento de las posturas ultraderechistas a lo largo y ancho del mundo, fenómeno que ha calado también en nuestro país. Más allá del aumento del voto a formaciones de extrema derecha, dicho fenómeno manifiesta su expresión en el ataque y el cuestionamiento a derechos conquistados y ampliamente asentados y en el empeño constante por conquistar la mentalidad de unas sociedades que, ante el deterioro de valores como la solidaridad y el apoyo mutuo, la tolerancia, la igualdad y el pensamiento y acción colectivos, corre grave riesgo de caer en las garras de la extrema derecha.

Por suerte, amplios y potentes movimientos sociales mantienen su presencia en la calle para frenar al fenómeno ultra y para continuar trabajando en pro de una sociedad más justa y más libre. El feminismo, el ecologismo o la incombustible lucha contra los desahucios son algunos ejemplos que mantienen viva la esperanza en la contención de ideologías retrógradas y reaccionarias y en la transformación social en pro de un mundo en el que de verdad merezca la pena vivir.

Sin embargo, estas luchas no son por sí mismas suficientes, y la toma de las calles, si bien es imprescindible, se queda coja si nos olvidamos del sitio en el que pasamos la mayor parte de nuestro día a día: el trabajo. Es necesario llenar los sindicatos y trasladar al entorno laboral los conceptos de igualdad, justicia y solidaridad. En CNT tenemos claro que, sin un sindicalismo fuerte que denuncie y revierta los abusos patronales y que proponga, a su vez, un modelo alternativo de producción y consumo, el cambio social será parcial y desde luego insuficiente. Solamente mediante latoma de conciencia y la organización sindical se puede poner solución a los problemas que mencionábamos más arriba y que nos afectan a todas y todos nosotros como clase. De abajo arriba, de igual a igual, de forma honesta y sin buscar el privilegio o el beneficio propio, siempre pensando en colectivo. Esta es nuestra estrategia: la lucha por nuestros derechos en el trabajo, avanzando en la organización como trabajadoras, y la lucha por nuestros derechos en la calle, junto a todas aquellas personas y colectivos que se movilizan contra el capitalismo, el fascismo y la explotación. Y este es nuestro objetivo: una sola clase obrera.


Contra la destrucción capitalista, contra la intolerancia ultraderechista, respuesta anarcosindicalista.

 

¡¡CUENTA CON CNT!!

 ¡¡VIVA EL 1º DE MAYO!!

 ¡¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA!!

 

 

 

 

 

 

 

MANIFESTACIÓN FEMINISTA 8M

El viernes 8 de marzo estáis todxs llamadxs a participar en la jornada de huelga y a acudir a apoyar las convocatorias que hay en Guadalajara.

A las 12 h. concentración en la Subdelegación del Gobierno.

A las 19 h. manifestación del Infantado a Sto. Domingo.

¡Organizadas cambiamos el mundo!

¡CONTRA EL ESTADO PATRIARCAL Y EL CAPITAL!

Este 8 de marzo la CNT vuelve a colocarse detrás del movimiento feminista estatal y convoca, tal y como es su mandato, una huelga general de 24 horas en todos los sectores laborales. Escuchamos muy atentamente al movimiento feminista y compartimos su análisis, siendo conscientes de la responsabilidad que como organización obrera y feminista tenemos en el momento histórico nos toca vivir. La huelga llamará tanto a mujeres como a hombres, igual que el pasado 8 de marzo de 2018.

Las mujeres de clase obrera nos enfrentamos día tras día a un sistema capitalista y patriarcal cuya existencia misma depende de la opresión de la mujer, por lo que comprendemos que esta huelga no puede circunscribirse únicamente al ámbito laboral. Nos unimos al movimiento feminista en la exigencia de que el trabajo de cuidados se equipare al trabajo productivo y sea reconocido como lo que es: un valor social de primer orden sin el cual la sociedad no sobreviviría.

Denunciamos la violencia de género como herramienta de control patriarcal. Las cifras escalofriantes de mujeres asesinadas a manos de sus parejas, exparejas, amigos, familiares, compañeros de trabajo, vecinos… en definitiva, a manos de hombres conocidos y desconocidos, son el aspecto más extremo y doloroso de la violencia estructural que sufrimos las mujeres, pero no el único. A las mujeres la violencia nos atraviesa en todos los aspectos de la vida: estudios, familia, trabajo, sexualidad, cultura…

En el ámbito laboral exigimos el fin de la brecha salarial, que alcanza más de un 20%, conscientes de que existen mecanismos para anularla que no se están poniendo en práctica, tales como la definición de los elementos determinantes del salario y complementos salariales como contenido mínimo de los convenios, la realización de campañas de oficio por parte de Inspección de trabajo, sanciones a empresas en las que existe brecha salarial, el establecimiento de medidas procesales individuales y colectivas que permitan el ejercicio de acciones contra la discriminación indirecta o la realización de un diagnóstico oficial de la brecha salarial con la participación de los sindicatos y las organizaciones feministas.

CONFLICTOS LABORALES Y LUCHA OBRERA EN EL HENARES.

18.30h Proyección: 2 siglos de resistencia obrera.
 
19h Charla-debate:
 
-Trabajadores de Fitness Project
-Trabajadores de Amazon
-Conflicto en MAPETRANS
-Transportes Segura (CNT). Represión sindical
 
Sábado 9 de junio en Centro Social Octubre. Guadalajara
Organiza: Asamblea de Trabajadores y Parados del Henares (ATRAPA)