[22 M] Conquistar la Dignidad. Luchar por la revolución social.

[22 M] Conquistar la Dignidad. Luchar por la revolución social.

El 22 de marzo convergen en Madrid las MARCHAS DE LA DIGNIDAD. Desde la Federación Local de la CNT convocamos a dar la bienvenida a estas personas, que vienen a quedarse y luchar, y especialmente a aquellos que vienen a hacer oír con fuerza en las marchas la voz del anarcosindicalismo. Convergemos en la lucha por convicción solidaria, aportando nuestra actitud combativa y crítica. La dignidad no se negocia, sino que se conquista lanzándose a la toma de nuevos y mayores derechos como llevamos años planteando en nuestra tabla reivindicativa: las 30 horas de jornada semanal sin reducción de salario, la jubilación a los 55 años, la quinta semana de vacaciones, la abolición de las horas extras, del pluriempleo, de las subcontratas, la expropiación de inmuebles para atender las necesidades básicas de vivienda, etc.

Pero sabemos que este camino no pasa solamente por pedir manteniendo una actitud pasiva y esperando a que algo bueno caiga del cielo. Debemos ser nosotras y nosotros los que mediante la acción acabemos conquistando estas mejoras, y para hacerlo no podemos apostar de nuevo por los medios del poder establecido, que no guardan ninguna relación con los fines. Sólo será posible emprender el camino de la dignidad laboral cuando el poder resida en las asambleas, alejadas del modelo sindical jerárquico, de elecciones, liberados y comités pactistas.

Esta senda nos ha dejado meridianamente claro que el capitalismo no admite más capas de maquillaje ni reformas y su desaparición constituye el único escenario razonable. Debemos luchar por una revolución social que sea capaz de transformar desde los cimientos esta sociedad basada en la desigualdad, la única forma de reconquistar nuestra dignidad.

El trabajo verdaderamente satisfactorio se logrará el día en que quienes generamos la riqueza seamos los responsables de distribuirla, el día en que los medios de producción sean colectivizados pasando al control de los trabajadores y desaparezca la esclavitud del salario.
Impulsemos juntas un sindicalismo radical basado en la acción directa, el federalismo, la solidaridad y la autogestión, una herramienta capaz de plantar cara al capitalismo hasta la transformación de la sociedad: el anarcosindicalismo.

¡DIGNIDAD, REBELDÍA Y REVOLUCIÓN SOCIAL!

cnt