8 de marzo: Invisibles nunca más

Hoy es un día de reivindicación y lucha. Un día en el que visibilizamos y reconocemos a aquellas que, contra viento y marea, se siguen enfrentando al poder como obreras y como mujeres. Un día en el que afirmamos que la realidad de la mujer trabajadora nos dibuja un mapa en el que la invisibilización, la pobreza, la discriminación y la violencia son aspectos definitorios. Un día en el que recordamos que la lucha de la mujer trabajadora ni es ni puede ser una lucha secundaria.

Las mujeres de clase obrera se enfrentan diariamente a una doble discriminación: por ser obreras y por ser mujeres. La brecha salarial alcanza niveles vergonzosos y se concreta en cosas como la menor retribución de las mujeres por trabajos equivalentes (como ocurre, por ejemplo, en la diferencia entre limpiador/a y peón); infravaloración de categorías tradicionalmente femeninas (camareras de piso, planchadoras, cuidadoras...) o  diferencias  salariales  entre  sectores  feminizados  y  masculinizados.

Esta discriminación también se materializa en aspectos relacionados con el acceso al empleo, la promoción o la formación: establecimiento de criterios de selección  falsamente objetivos (por ejemplo, exigir un título de automoción para trabajar en una cadena de montaje); criterios basados en la disponibilidad horaria o, lo que es peor y más habitual, ausencia de criterios de selección, lo que permite a la empresa contratar de forma sexista sin más explicación; eliminación de determinados beneficios para categorías con sobre-representación femenina (como pluses, cobertura de vacantes o transformación de contratos temporales en indefinidos); establecimiento de cursos de formación fuera de la jornada laboral... etc.

A esto hay que sumar que los contratos temporales en activiades de carácter permanente,los falsos contratos parciales con jornadas extenuantes o los trabajos por horas, sin cotización o sin contrato, afectan mayoritariamente a las mujeres.Todo ello debe ser entendido en base a que la inmensa mayoría de los cuidados informales y formales son llevados a cabo por mujeres y esas tareas, fundamentales para el mantenimiento de la sociedad, están profundamente infravaloradas. A esterespecto, la última reforma laboral supuso una vuelta de tuerca más al llevar a cabo una regresión en lo referente a la restricción de la posibilidad de reducción de jornada, la des-responsabilización de las empresas en la implementación de medidas por la igualdad y la eliminación de facto de cualquier atisbo de corresponsabilización entre hombres y mujeres.

La conciciliación se entiende como un derecho, no como una obligación. Es decir, no se puede obligar legalmente a un hombre a compatir las tareas domésiticas y que, por lo tanto, eso afecte a su situación laboral, de la misma manera que no se puede obligar a una mujer. La diferencia es que las mujeres están obligadas como consecuencia de la división de tareas en un sistema patriarcal, que es mucho más implacable que la ley.

Para rematar la faena, la paralización de la “Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia”, con su consecuente eliminación de la cotización a la Seguridad Social de los cuidados familiares, supone no sólo la confirmación de que las personas dependientes no son consideradas sujetos de derechos sino que, además, esa pérdida de derechos debe ser extendida a las personas cuidadoras: que se verán todavía más aisladas, más empobrecidas y más dependientes de los ingresos de terceros.

Cuando las tareas domésticas se realizan de forma remunerada, la situación (mejorada con la entrada en vigor del “Real Decreto 1620/2011”) continúa siendo dantesca. Las Empleadas Domésticas son un sector que, simple y llanamente, no tiene reconocidos los Derechos Fundamentales que marca la Constitución Española y que está fuera del Estatuto de los trabajadores: pueden tener el deber de pernoctar en su puesto de trabajo, además de las 40 horas semanales, pueden tener la obligación de encontrarse a disposición 20 horas semanales más (además de las horas extra); no tienen derecho a prestaciones por desempleo; su despido es más barato y cabe el mero desistimiento; no tienen derecho a la jubilación anticipada ni parcial; la posibilidad de inspección se encuentra limitada; la nulidad del despido nunca conlleva la readmisión y la jurisprudencia tasa la indemnización en caso de despido nulo al equivalente a un despido improcedente en el Estatuto de los Trabajadores.

La mujer trabajadora se enfrenta diariamente no sólo a estas situaciones sino también al hecho de que esas injusticias estén normalizadas en una sociedad machista. Esta normalización de la desigualdad es causa de la feminización de la pobreza, limita que las mujeres puedan enfrentarse a la violencia de género y dificulta, de forma directa, la participación de la mujer en las luchas sindicales. La lucha de la mujer trabajadora se ve habitualmente ignorada, menospreciada e incluso ridiculizada.

Para la CNT, es la Clase Obrera auto-organizada la que es capaz de analizar, comprender y revertir esas situaciones en una lucha que, por se obrera y libertaria, es necesariamente antipatriarcal. Por todo ello, en este 8 de marzo, los trabajadores y trabajadoras de la CNT volvemos a afirmar alto y claro que no, que no hay luchas de segunda, hay oprimidas de segunda y que, por ello, continuaremos enfrentándonos a la invisibilización, la pobreza, la discriminación y la violencia.

 

Viva el ocho de marzo

Viva la lucha de la mujer trabajadora

COMUNICADO DE CNT GUADALAJARA ANTE LAS PROXIMAS ELECCIONES

 
 
CONTRA LA DEMOCRACIA. NO VOTES
 
 
 El sistema de dominación, ahora capitalista, siempre ha ido refinando sus modos para mantener el control de la mayoría por parte de una élite explotadora. Si en otros momentos los métodos fueron más burdos, en la actualidad la farsa que supone la democracia representativa mantiene en una ilusión de participación a sectores importantes de la población. El poder económico, que subyace sobre esta pantomima, mantiene así sus privilegios mientras el Estado, sus valedores electorales, los políticos, disponen y ejecutan según convenga a sus intereses en cada momento. El hecho de votar cada que “llaman a rebato”, cuestión que a priori pudiera parecer baladí, supone legitimar, aprobar y participar del sistema que luego nos esquilma y somete. No importa demasiado si la opción electoral triunfante es conservadora, socialdemócrata o de “buenrrollito” puesto que salvo alguna medida de maquillaje que justifique su tendencia el sistema económico es el que verdaderamente ordena y manda. Los políticos obedecen y el que vota otorga.
 
 La democracia a día de hoy es: hambre, miseria, imposición, injusticia, obediencia, represión, miedo, chantaje, cárcel, explotación, violencia, policía, destrucción ambiental, machismo, crueldad, desigualdad, competencia…
 
 No estamos dispuestxs a dar ningún beneplácito a este engaño que tan caro nos sale. No vamos a participar en consolidar la injusticia institucionalizada.
 
 Optamos por la abstención activa, entendiendo esta como la implicación directa en todo aquello que nos afecta, escapando de la alentada costumbre de delegar nuestra responsabilidades políticas y de otro tipo en “especialistas o profesionales” (partidos, sindicatos, ongs, etc) y junto a nuestrxs iguales construir y avanzar en la conquista social, tal como nos lo planteemos de modo horizontal, a través de asambleas; mediante la acción directa, sin intermediarixs; a partir de proyectos autogestionados que mantegan la autonomía de intereses espurios, etc.
 
 Nuestros medios han de ir en consonancia con nuestros fines, esto es muy importante, por eso nuestro sindicato funciona del modo que acabamos de exponer, pretendiendo que nuestro día a día, nuestras relaciones y acciones, sean reflejo del mañana por el que luchamos, de hombres y mujeres libres e iguales. Siempre se dijo en nuestros medios y vuelve a ponerse de actualidad que la emancipación de lxs trabajadorxs será obra de ellxs mismas o no será. Nunca vino tan al caso.
 
 
¡CONTRA LA DEMOCRACIA. NO VOTAR!
¡ORGANIZARSE, CONSTRUIR Y LUCHAR!
 
 
CNT-AIT GUADALAJARA

LA REALIDAD DEL ABORTO

LA REALIDAD DEL ABORTO

La Asamblea de Mujeres Libres Guadalajara presentara su colectivo feminista este sabado 27 de septiembre en el local del SOV de CNT de Guadalajara a las 19:00 h. en donde además tendra lugar una charla debate sobre el aborto desde su perspectiva de clase y lucha contra el patriarcado.

Después habra fiesta con ritmos jamaicanos y precios populares. Todo lo recaudado sera para la autogestión de la propia asamblea feminista.

 

Se consigue parar el primer desahucio en Salamanca

Tras más de un mes de negociación y debido a la presión por parte de la CNT y Stop Desahucios, Raúl, un vecino de Salamanca, consigue la Dación en Pago.

Raúl, vecino de Villamayor (Salamanca), cuyo caso se dio a conocer hace unas semanas corría riesgo de ser desahuciado tras no poder hacer frente a la deuda que le exigía el Banco Popular. Cuando Raúl quedó en paro, ni él ni su expareja pudieron hacer frente a la hipoteca del piso que tenían ambos, por lo que solicitaron al Banco la Dación en Pago, es decir que el Banco se quedase la casa y ellos saldaran así su deuda.

La cuestión fue que al Banco Popular no le suponía esto suficiente negocio, y les pidieron 18.000€ más aparte del piso, porque en la nueva tasación dicen que el piso ahora vale menos.

Es entonces cuando Raúl, pide solidaridad al sindicato CNT, que junto a Stop Desahucios deciden asumir el conflicto, al considerar inaceptable que los Bancos, unos de los principales culpables de la burbuja inmobiliaria, quieran seguir sangrando a los trabajadores para engordar sus beneficios.

Tras más de 1 mes de negociaciones entre CNT y Stop Desahucios con el Banco Popular y no llegar a un acuerdo, se inician los piquetes a la puerta de la sucursal. Comenzaron a finales de Febrero y el miércoles 6 y viernes 8 de marzo se extiende a otras sucursales del Banco en la capital salmantina. Es entonces cuando el Banco Popular, al ver semejantes muestras de solidaridad en la calle, decide ceder y conceder a Raúl la Dación en Pago.

A pesar de que sigue pareciendo injusto que le quiten la casa a una persona que se ha quedado sin trabajo, hay motivos para estar contentos, puesto que se consigue el objetivo fijado en un primer momento en el conflicto, que es detener el primer desahucio en Salamanca y que Raúl no quede embargado. Esto sólo puede explicarse gracias al apoyo mutuo y la muestra de solidaridad de los compañeros y compañeras del Sindicato CNT y Stop Desahucios.

Ha muerto Perico, compañero y desahuciado


Perico murió el miércoles 20 en un banco del barrio de San Julián, cerca de la que hasta hoy había sido su casa, su refugio, una torreta de la luz abandonada que había okupado desde hace más de medio año.

A Perico le echaron de su casa el año pasado, en un desahucio por alquiler, a raíz de lo cual se agravó su ya delicada situación de exclusión social, en una espiral alimentada por problemas familiares, el desempleo y el alcohol.Murió seguramente de un fallo hepático, pero no de "causas naturales", porque natural no es la lógica de un sistema que va expulsando a cada vez más personas a los límites de la vulnerabilidad, que no es capaz de asegurar derechos tan elementales como el de una vivienda digna.Perico deja un hueco enorme a quienes compartimos con él los últimos años que estuvo en Teruel: en las calles, en los bares o en las manifestaciones siempre echaremos en falta sus gritos, sus ánimos y también sus penas.

Perico también fue compañero del sindicato de CNT de Guadalajara durante un buen tiempo

Como él diría: ¡Aquí no se rinde ni dios!

¡El mejor homenaje, continuar la lucha! ¡Hasta siempre, compañero!